martes, 2 de noviembre de 2010

CONVERSACIÓN EN LA CATEDRAL Mario Vargas Llosa

Por: Sergio Salgado
Esta novela, escrita por Vargas Llosa en 1969 nos muestra una visión de cómo va evolucionando el Perú en la década de los 50, durante el “ochenio” de Odría en donde se ven los casos de corrupción, prejuicios sociales y discriminación.
La historia se va narrando a partir de la conversación que tienen Ambrosio y Santiago Zavala en un bar de pobres al cual le denominan la Catedral, en donde discuten acerca sobre cómo han estado viviendo estos últimos años en los que no se habían visto.
Después se evidencia la incompatibilidad de ideas de Santiago Zavala con su padre, Don Fermín, en cuanto a la política; tal incompatibilidad se debía a que Santiago era comunista y su padre apoyaba al dictador Odría y por eso quería mandar a Santiago a estudiar a la Universidad Católica en donde había más gente a favor del dictador pero Santiago se opone a esto entonces decide entrar a la Universidad Mayor de San Marcos  en donde conoce a otros muchachos con ideas similares a las de él y decide alejarse más de su familia que no lo comprendía y reunirse con este grupo de amigos de la universidad.
En esta parte de la historia se manifiesta el caso de corrupción en el que estaba inmiscuidos el coronel Espina y el director de gobierno Cayo Bermúdez porque habían apresado al contendor de Odría en las elecciones para evitar que este perdiese y también apresó a los comunistas que se encontraban reunidos, entre ellos Santiago Zavala.
Santiago escapa de su casa y entra a trabajar un periódico, en donde ve cómo se desintegra y decae el régimen del dictador Odría en la revolución que hay en Arequipa.
Un día Santiago va a la oficina de su padre y este le pide que se encargase de el negocio cuando el muriera, después Santiago sufre un accidente y conoce a Ana, la enfermera, con quien después se casaría sin que los padres de Santiago se enterasen, pero los padres al final los descubren.
Días antes el padre de Santiago es trasladado de emergencia a Ica y Ana le comunica a Santiago que ella se iba a mudar allí también para ejercer medicina. Desde ese día Santiago va cada semana a visitar a Ana y a su padre. Su padre muere y le deja la casa de vacaciones, la cual Santiago no acepta y lo pone en un conflicto con Ana.
Ambrosio termina trabajando en la perrera de Lima consciente de que en un par de meses su trabajo allí habrá concluido, inconsciente de qué le deparará tras este empleo el futuro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario