martes, 30 de noviembre de 2010

CRÓNICAS VAMPÍRICAS L. J. Smith

Por: Vanessa Oblitas

Se trata de una chica llamada Elena Gilbert que vive en un pueblo llamado Fell’s Church, y que se interesa en Stefan Salvatore, un chico nuevo quien la evita al comienzo porque le recordaba a Katherine; una vampira de la cual él y su hermano Damon habían estado enamorados, Stephan se siente culpable por la muerte de Katherine, pues cuando intentaron hacerla decidir entre los dos y ella los escoge a ambos pero los hermanos no aceptan esa decisión, Katherine huye y al siguiente día encuentran cenizas junto asu anillo, el cual le permitía salir a la luz del sol. Los hermanos inician un duelo matándose ambos y transformándose en vampiros. Elena se siente dolida porque Stephan se rehusa a hablarle y ella se prometió que no descansaría hasta que él sea suyo. En el Baile de Bienvenida, Tyler Smallwood intenta abusar de ella, Stephan llega a su rescate y luego eventualmente terminan juntos, enamorándose. Por otro lado ha habido una serie de ataques en la ciudad, el último causó la muerte del profesor de historia, Stephan es el principal sospechoso, pero Elena no cree que él es el asesino y va a hablar con él, es allí cuando ella descubre que él es un vampiro. Pero Stephan no es el causante de los ataques, si no su hermano Damon, que se empeña en atormentarlo. Damon siente una atracción hacia Elena por su parecido con Katherine y la persigue adoptando la forma de un cuervo.
Stephan desaparece misteriosamente luego ir a buscar a Damon, Elena va a enfrentarlo, sin embargo como ella lo rechaza prefiriendo a Stephan, Damon se rehúsa a darle información. Entonces Elena busca ayuda de sus mejores amigas, Meredith y Bonnie, quien es una bruja y realiza un hechizo para encontrar a Stephan, lo encuentran moribundo en un pozo, lo rescatan y Elena le da su sangre para ayudarlo a recuperarse. Luego descubren que Caroline, una antigua amiga de Elena que ahora la odia, había robado su diario y lo iba a usar para culpar a Stephan de los asesinatos en frente de todo el puebloen el Día del Fundador. Desesperadas, Elena y sus amigas entran a la casa de Caroline para buscar el diario y se salvan de ser descubiertas gracias a Damon, quien le propone a Elena que él conseguiría el diario a cambio de un intercambio de sangre pero ella no acepta. Más tarde Damon consigue lo que quiere amenazando a la hermana menor de Elena. Llega el día, y Elena no había recuperado su diario, se da por vencida esperando lo peor, pero entonces cuando Caroline va a leer el diario no lo encuentra, Elena se da cuenta de que era obra de Damon. Después, Elena le arma una escena a su tía, le dice ella y Stephan estaban comprometidos y le enseña el anillo que le dio y que perteneció a Katherine, causando su disgusto y la furia de Damon. Elena huye buscando a Stephan, pero es perseguida por un poder maligno, por lo que intenta cruzar el río, su auto se cae y Elena se ahoga. Stephan y sus amigas llegan a salvarla pero ya era demasiado tarde.
Stephan cree que Damon es el culpable asi que lo ataca y comienzan una pelea. Sin embargo, Elena no había muerto en realidad, se transforma en vampiro y despierta en un lugar cerca a la pelea desorientada. Elena aparece y ataca a Stephan creyendo que Damon era a quien ella amaba, Stephan no opone resistencia, pero Damon detiene a Elena antes de que lo mate. Damon deja a Elena en una casa que era segura para que descanse, y al despertar, Elena recuerda todo y se siente mal por herir a Stephan. Mientras ella estaba observando su propio funeral los hermanos la encuentran y se dan cuenta de que ella recuerda todo, pero son distraídos por el extraño comportamiento de unos perros que atacan a sus dueños. Varios sucesos extraños como ese ocurren desde ese momento y Elena piensa que el poder que los causa es el mismo que la mató. Con la ayuda de Bonnie llegan a una cripta que está bajo una tumba, y descubren que Katherine era la causante de los incidentes. Todo ese tiempo Katherine había fingido su muerte y había regresado con Klaus, el vampiro que la transformó, volviéndose cruel y matando a todo el que se interpusiera en su camino; así decidió que los Salvatore no apreciaron su sacrificio y quería vengarse. Tenía acorralados a Elena, Stephan y Damon planeando sus muertes cuando Elena se libera de las cuerdas que la ataban y le quita el collar que Katherine tenía para protegerla del sol. Katherine muere quemada, pero Elena también al no tener su anillo protegiéndola.
Todos están abatidos por la muerte de Elena, en especial Stephan que deja el pueblo y se va a Italia. Bonnie tiene sueños con Elena y se da cuenta de que ella intenta advertirle de un peligro. Una compañera del instituto, Sue, es asesinada misteriosamente y piensan que el peligro del que Elena intentaba advertirle es el causante. Mediante un hechizo Bonnie y sus amigos llaman a Stephan y Damon para ayudarlos a descubrir al asesino. Así descubren que Tyler es un cómplice y que es un licántropo, él fue engañado por Klaus, el vampiro que transformó a Katherine, para que mate a Sue y así se active la maldición y se transforme cada luna llena. Klaus es uno de los vampiros originales y es casi indestructible, lo único que puede hacerle daño son las cenizas de madera blanca. Después, Klaus le envía una nota a Stephan para que se encuentre con él en la vieja granja de los Francher, pero solo, púes Klaus tenía a Caroline y si no iba solo la mataría. Stephan va, pero es casi asesinado hasta que Damon aparece y trata de combatir a Klaus, los dos terminan heridos y cuando parece que todo está perdido Bonnie llama a Elena pidiendo su ayuda, Elena aparece junto con los espíritus de los soldados que habían peleado en la Guerra Civil que no querían más muertes. Ellos se encargan de Klaus y Elena cura a sus amigos que habían resultado heridos y después desaparece diciendo que no volvería a regresar. Inexplicablemente Elena regresa con su cuerpo sólido y humano para alegría de sus amigos y de Stephan quien corre a su reencuentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario