domingo, 7 de noviembre de 2010

MARIO VARGAS LLOSA, PREMIO NOBEL DE LITERATURA 2010

Por: Antón Vidal Jordán

Nuestro célebre escritor Mario Vargas Llosa obtuvo al fin, el otrora esquivo Premio Nobel de Literatura, otorgado por la Academia Sueca. Un reconocimiento pendiente por décadas, así nuestro notable narrador se incorpora hoy a la élite del Nobel latinoamericano, anteriormente lo recibieron Octavio Paz, García Márquez, Miguel Ángel Asturias, Pablo Neruda y Gabriela Mistral.

Mario Vargas Llosa nació en la ciudad de Arequipa en 1936. De sus errantes años de estudiante entre Cochabamba, Piura y Lima, su consagración como escritor del Boom literario y su pasión política, proyecta memorables relatos, personajes, y escenarios reales y fantásticos.

De su estadía en Piura apreciamos Los jefes (1959) La casa verde (1966) y La Chunga (1986). Como reacción ante una educación dogmática y castrense en Lima escribió La ciudad y los perros (1963). Como crítico estudiante sanmarquino que sufrió la dictadura odriísta relata Conversación en La Catedral (1969). Por su rechazo a la dictadura de Trujillo La Fiesta del Chivo (2000). Evocando sus días de adolescente en Miraflores, Los cachorros (1967). De su polémico matrimonio, La tía Julia y el escribidor (1977). Sobre sus conceptos eróticos, Elogio de la madrastra (1988) y Los cuadernos de don Rigoberto (1997). Del inesperado encuentro con su presunto padre muerto y su derrota electoral ante Fujimori escribió su libro de memorias El pez en el agua (1993). Y recientemente publicó su novela El sueño del celta (2010) En fin, su producción copiosa, prolija y variada denota su inagotable fuerza creadora.

Vargas Llosa utiliza una compleja arquitectura narrativa, intentando transmitir sus emociones y experiencias con la literatura autobiográfica, la literatura fantástica, la narrativa social, el periodismo, la dramaturgia y el ensayo. Él es sin duda alguna nuestro escritor más universal y el premio sólo ratifica con justicia el reconocimiento de una carrera metódica, prolífica y cautivante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario