lunes, 8 de noviembre de 2010

MI PLANTA DE NARANJA LIMA José Mauro de Vasconcelos

Por: Brenda Sánchez Ávalos

Esta historia es bastante tierna, dulce y sobre todo interesante. Ya que trata sobre un niño de 5 años que desea conocer y saber acerca de las cosas. Él se llama Zezé, es un niño bastante curioso, travieso e inteligente. Ya que para ser tan pequeño y sin ir al colegio, había aprendido a leer a la perfección.

Zezé es uno de los hermanos menores de la familia. Sus hermanos son: Totoca, Lalá, Jandira, Gloria y Luis. Su familia estaba pasando por un mal momento económico, ya que su papá no conseguía empleo, por lo que Zezé y su familia estaban obligados a mudarse a una casa que esté más cerca a su posibilidad económica. Y es en esta nueva casa en donde Zezé descubre al lado de una zanja una pequeña planta de naranja-lima.

Al principio, Zezé estaba muy molesto, ya que él quería un árbol tan grande que llegara al cielo, pero lo único que encontró fue una pequeña planta. Debido a que sus hermanos mayores fueron más rápidos y corrieron a escoger las plantas más grandes y bonitas.

Luego, Zezé se dirige a la planta de naranja-lima, y se da cuenta que esta planta le habla; él asustado no sabe si correr y gritar ó quedarse con la planta. Sin embargo, escoge lo segundo. Zezé y la planta conversan, y se caen muy bien. Es por esto que Zezé se queda muy feliz y no lo quiere cambiar por nada, además le puso un nombre de cariño: Minguito.

Días después, llegó la Navidad, Zezé solo recibió unas monedas. Zezé y su familia se terminaron por mudar. Empezaron las clases de Zezé en el colegio. Y él pensó en trabajar, y es así que conoce a Arriobaldo (su compañero de trabajo en las calles).

Tiempo después, Zezé había recibido varias golpizas por su conducta, pero poco a poco fue aprendiendo a ya no cometer los mismos errores. Zezé se hizo muy amigo del Portugués (un hombre de bastante dinero), ellos salían a pasear, el Portugués le ayudaba en los problemas que tenía a Zezé y le daba buenos consejos.

Pero un día ocurre un terrible accidente, el carro del Portugués choca contra un tren, y lamentablemente muere. Zezé al enterarse de lo sucedido sufre mucho, y se encuentra muy enfermo.

Después, se entera de otra mala noticia, esto trataba sobre que iban a cortar a su planta de naranja-lima; ya que su padre había conseguido un buen trabajo, y se iban a mudar a una casa más grande. Por lo tanto, Zezé volvió a recaer. Tiempo después, Zezé trató de olvidarlo, le fue muy difícil y le costó mucho.

Finalmente, varios más tarde, Zezé a sus 40 años, reflexiona acerca de su niñez y concluye en: “¿Por qué les cuentan cosas a las criaturas?”; ya que él cree que ese fue el problema en toda su niñez y se arrepiente por haber sido tan curioso.

1 comentario: