miércoles, 31 de agosto de 2011

LOS JUEGOS DEL HAMBRE - Suzanne Collins

Por: Vanessa Oblitas

Después de una serie de desastres naturales, Norteamérica se ha convertido en Panem, país controlado tiránicamente por el Capitolio e inicialmente dividido en 13 distritos. Después de la rebelión de los distritos se redujeron a 12, pues el Capitolio destruyó al número 13. Así pues, para conmemorar este hecho y recordar a la población el poder del Capitolio sobre ellos, una vez al año se celebran los Juegos del Hambre, espectáculo televisado en el cual un chico y una chica de cada distrito son enviados a una arena a combatir a muerte entre ellos hasta que solo uno quede vivo, ganar significa gloria y fama, perder significa la muerte segura.

En el Distrito 12 es bastante común que las personas mueran de hambre, y sobre todo en la Veta, hogar de Katniss Everdeen. Ella y su mejor amigo, Gale, arriesgan su vida para suministrar a su familia de comida traspasando la alambrada y cazando en el bosque furtivamente. Ambos perdieron a sus padres en una explosión en las minas. Gale tiene tres hermanos que alimentar y Katniss, a su madre y su hermana Prim, a quien quiere y protege sobre todos los demás. El día de la cosecha, cuando Prim sale elegida para participar en los Juegos del Hambre, Katniss se ofrece voluntaria para reemplazar a su hermana. De este modo, Katniss y Peeta Mellark, el chico elegido de su distrito, se dirigen al Capitolio acompañados de Haymitch, su mentor. Peeta y Kaniss se presentan en la ceremonia de inauguración, y gracias a sus estilistas se ven alucinantes, son el centro de atención y pronto se convierten en los favoritos de la audiencia. El día de las entrevistas Peeta confiesa ante todo Panem estar enamorado de Katniss desde que tenía uso de razón, dejándola sin habla. Katniss se pone furiosa porque Peeta la ha dejado como una tonta; sin embargo, él y Haymitch le explican que es una estrategia que les ayudará a conseguir patrocinadores.
Ya comenzados los Juegos del Hambre, a los tributos del Distrito 12 les va bastante bien, ambos han logrado sobrevivir al baño de sangre en la Cornucopia, el centro de la arena donde están todos los suministros. Katniss encontró una fuente de agua y Peeta se unió al grupo de los profesionales,los tributos más fuertes. Al comienzo, Katniss piensa que Peeta la ha traicionado y que está ayudando a los otros a encontrarla y matarla; pero luego de un episodio en el que él sale herido por Cato, uno de los profesionales, por defender a Katniss, ella se da cuenta de que él aún intenta ayudarla. Después de esto, ella y Rue, una pequeña niña del Distrito 11 que le hace recordar a Prim, se vuelven aliadas; juntas tienden una trampa a los profesionales para destruir sus suministros. Katniss los destruye y cuando va a reencontrarse con Rue, llega justo a tiempo para ver como un tributo, le clava una lanza y la mata. La muchacha la llena de flores como signo de desafío a el Capitolio. Esa noche Claudius Templesmith, el presentador, anuncia que ese año se permitirían dos ganadores si son del mismo distrito, entonces Katniss corre a buscar a Peeta, pues sabe que está herido y quiere ayudarlo. Así es como se convierten en los trágicos amantes del Distrito 12. Katniss actúa como si estuviese locamente enamorada de él para ganarse el favor de la audiencia y de los patrocinadores, sin saber que Peeta en realidad no está actuando y que está realmente enamorado de ella. Juntos logran vencer, a duras penas, a los demás tributos; pero en el último momento el presentador anuncia que las reglas se han modificado nuevamente y que solo uno podría vivir. Es ahí cuando se dan cuenta de que solo han sido parte de un juego para entretener al Capitolio, y como Peeta está desangrándose Katniss idea un plan rápidamente. Acuerdan comerse unas bayas venenosas al mismo tiempo y cuando están a punto de ingerirlas la voz anuncia desesperadamente que se detengan y los dos son coronados ganadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario