domingo, 11 de septiembre de 2011

EL ALQUIMISTA - Paulo Coelho

Por: Gianfranco Bontemps

El libro El Alquimista de Paulo Coelho, relata las aventuras de Santiago, un joven pastor como de unos 18 años, que decidió dejar su rebaño para ir en busca de un sueño y aunque él no lo sepa también es su destino. Santiago es un joven pastor que acababa de llegar a una vieja iglesia. Tras varias noches de tener el mismo sueño, que le decía la ubicación de un tesoro escondido en las pirámides de Egipto, Santiago estaba indeciso no sabía si quería arriesgarse a buscar el tesoro o continuar con su vida de pastor. Pero su curiosidad lo llevo adecidirse y dejar todo lo que había logrado fue directo con una gitana para que le interpretara su sueño, al principio Santiago estaba algo desconfiado y temeroso pero aun así le cuenta y esta le dice que tiene que ir en busca de este. Mientras camina por las calles para regresar a su hogar de pronto decide correr el riesgo y continuar su búsqueda del tesoro enterrado. Él se une a una caravana para realizar la etapa final de su leyenda personal por el desierto y mientras recorren y se pasan los lentos y largos días, Santiago aprende a escuchar su corazón y al desierto. Comienza a comprender lo que es el Alma del Mundo y en cómo él mismo tiene mucho que ver en este.

La caravana llega a un oasis, y Santiago conoce a una joven de la cual se enamora desde el momento en que la ve. El conoce a una persona misteriosa, alquimista local, un hombre que le hace recordar al viejo rey, este ayuda a Santiago a continuar su viaje a través del desierto. Después de muchas aventuras, peligros y lecciones de vida, Santiago llega a las pirámides pero tiene que pasar su última prueba,allí se puso a cavar para encontrar su tesoro, un hombre le preguntó que hacia, pero el muchacho no contestó, lo agarraron y descubrieron que tenía oro, pensaron que había mas escondido y le obligaron a cavar al no encontrar nada le pegaron una paliza para que les dijera donde había escondido el oro, al final Santiago les contó que buscaba un tesoro que aparecía en uno de sus sueños, el jefe le dijo que lo que hacia era una pérdida de tiempo ya que el tuvo un sueño en el que tenia que cavar en las raíces de un sicomoro que había en una iglesia abandonada de España. Santiago volvió a España y cuando llegó a la iglesia cavó en el sicomoro hasta encontrar el tesoro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario