viernes, 30 de septiembre de 2011

EL SUEÑO DEL PONGO - José María Arguedas

Por: Katherine Arias 

El cuento comienza cuando un hombrecito que daba lastima trabajaba de pongo o sirviente en una hacienda. El patrón de este haciendo siempre lo humillaba obligándolo a hacer el ridículo imitando a ciertos animales mientras los demás sirvientes se reían de él. Una tarde cuando toda la gente de la hacienda se reunió para rezar como de costumbre, el hombrecito con cierto miedo le pidió permiso al patrón para contarle un sueño que tuvo, este último se lo concedió. El sueño se trataba sobre ambos: el patrón y el pongo. Los dos habían muerto y el padre San Francisco los miraba como examinándolos detenidamente. El gran padre ordeno a que vengan el más hermoso de los ángeles en compañía de otro ángel más chico, el cual traería una copa de oro con la miel de chancaca más transparente. Luego el ángel mayor fue ordenado a que cubra al patrón con la miel de la copa de oro y así lo hizo. Luego el ángel más ordinario, un ángel viejo y cansado, fue ordenado a que cubra al hombrecito con estiércol de humano. Todo esto le parecía justo al patrón hasta que finalmente el Padre San Francisco dio su última orden: Lámanse el uno al otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario