domingo, 2 de octubre de 2011

MITOS, LEYENDAS Y CUENTOS PERUANOS - José María Arguedas

Por: Sandra Valer

Costa: LA BARQUITA MISTERIOSA
Cuentan que en Cabo Blanco, la gente que se dedicaba a la pesca, iban de noche en sus botes a pescar, pero no volvian nunca más; solo su barca era devuelta por las olas a la orilla. En semana Santa era cuando los dedicados a la pesca sentian el impulso de ir a pescar y no se volvia a saber de ellos. Una mujer cuenta que vio un barquito con luz, pero el miedo y la desesperación la hizo petrificarse y una voz débil le dijo: "No habrá mas aflicciones para este sitio, pero pido que mañana, que es día de San Juan, arrojen al mar un niño sin bautizar, a las doce de la noche, o si no, los hombres que fueron a pescar desaparecerán". Una mujer hizo el más grande de los sacrificios y ofreció a su hijita moribunda. No se volvió a detectar otro caso de desaparición pero en Semana Santa se dice que a las doce de la noche se muestra la barquita misteriosa.

Sierra: LA CIUDAD DESTRUIDA
En Puyuya había una población indígena que por aparición de los españoles se refugiaron en un cerro y quedaron encantados. Desde entonces, todos los meses se oyen ruidos y llantos de indios. Poco después, se construyó una iglesia que tenía una campana de oro, los indios salvajes del Alto Marañón invadieron la ciudad y decapitaron a los habitantes. Un fraile español regresó en busca de la campana de oro, encontró la ciudad destruida y escribió el siguiente cuarteto:

Jaén de Bracamoros,
refugio de vacas y toros,
esqueleto de ciudades
y desengaño de todos.

Selva: LA CAPIRONA
Cuentan que los hijos de una familia de leñadores preguntaron a su abuelita sobre los sonidos de la capirona, su abuela contesto de que el primer sonido semeja el llanto de una criatura, y que grita de ese modo porque nace un varón que en el futuro la convertirá en trozos de leña; y que lanza el segundo grito y ríe porque nace una niña de la cual no se espera nada malo, razón por la cual se alegra y muestra así su contento. Esta creencia sigue teniendo efectos en los leñadores de la región amazónica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario