lunes, 3 de octubre de 2011

MITOS, LEYENDAS Y CUENTOS PERUANOS - José María Arguedas

Por: Karina Valdez

Costa: LA PAMPA DEL INDIO VIEJO
Esta historia sucedió en Caravelí, Arequipa. Al lado del pueblo, hay una pampa donde hay cerros: 2 grandes y 1 pequeño. Se cuenta que una vez salió un indio con su mujer e hijo a buscar leña. Entonces los cerros comenzaron a bramar ya que habían penetrado a zona sagrada. La india le dijo a su marido que dentro de los cerros había minas riquísimas. Y a su esposo se le escapó el querer poseer esos tesoros. Cuando los cerros oyen eso se enojan y convierten a los 3 indios en cerros. Así se quedaron fueron castigados. Y ahora cuando suenan las campanas a las 12 del día o 6 de la tarde dicen que los cerros braman por su castigo y cuentan que dentro de los cerros hay minas.

Sierra: EL HOMBRE DORMIDO
En el camino a Jesús, hay un cerro en el que se puede ver a un hombre que parece estar dormido. Todo comenzó porque un guerrero indígena se levanto contra el Inca, y al verse perseguido quiso huír por el camino hacia Jesús, pero el camino era tan largo se cansó, y se quedo dormido y como le falto el respeto al Inca fue castigado por el Dios Sol y lo dejo dormir por toda la eternidad.

Selva: LA VACA QUE ARROJABA FUEGO
Se dice que los pobladores de la Calzada vieron hace mucho tiempo, junto al enorme morro, aparecía siempre una fiera con aspecto de vaca, con cachos retorcidos y que arrojaba fuego por la boca. Este animal amenazaba al pueblo de destruirlo. Entonces los habitantes, llenos de pánico llamaron a un brujo de Pornacochas. El brujo al llegar derrotó a la vaca. Se dice que el monstruo se trasladó a la laguna de Cochaconga, donde supuestamente vive ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario