jueves, 6 de octubre de 2011

MITOS, LEYENDAS Y Mitos, Leyendasy Cuentos Peruanos - Jose Maria Arguedas

Por: Diana Rupaylla

Costa: EL CURA SIN CABEZA
En la ciudad de Tambo, Arequipa, corre la historia de un difunto sacerdote, quien solía aparecer a medianoche junto al altar de la capilla donde él había sido clérigo, pero se aparecía sin cabeza. Era llamado por los pobladores “el Cura sin cabeza”. Un día, al cerrar las puertas de la capilla, un hombre quien se había quedado dormido dentro de la Iglesia, quedó aprisionado en el templo y con las velas encendidas. Al sentir el miedo, empezó a gritar desesperadamente. Pero sintió más pavor y asombro al ver a la figura del Cura sin cabeza en el altar. Este cura lo llamaba para que se aproxime a él. Le dijo que no temiera, que lo único que quería hacer era celebrar una misa y que ese chico sea su oyente. De esta manera, se celebró la misa. Al termino de ésta, la silueta desapareció y el chico salio corriendo a la puerta aun cerrada y se desmayó.

Sierra: EL FERETRO AMBULANTE
En un pueblo de Puno, las noches eran alumbradas solo por la luz de la luna, pues aun no se había instalado la luz eléctrica. Contaban los pobladores que, en ese tiempo, el féretro que se guardaba en la Iglesia salía de noche a deambular las calles, produciendo un sonido extraño. Un día, un vecino al enterarse de esta leyenda, se arriesgó a subir a la torre de Iglesia para comprobar este mito. En la medianoche, escuchó un crujido, de pronto, observó que el féretro salía de la Iglesia y se dirigía al centro de la plaza. El vecino tocó la campana y el féretro precipitadamente regresó a la Iglesia. Lo mismo pasó dos veces seguidas, hasta que el vecino, dejó que al tercer intento, el féretro llegue a su objetivo. Vió que el féretro llegaba a una casa de una familia y que salía de allí acompañado por cuatro hombres vestidos de negro llevando una vela cada uno y se dio cuenta que traían un cadáver. El observador quedó estupefacto. Ocho días después, murió un miembro de esa familia. Por eso, ha quedado la tradición de que ocho días antes que fallezca un vecino, el féretro se anticipa.

Selva: EL SACHA RUNA
Cuenta la leyenda que en Loreto, los cazadores que se internan por primera vez en la selva, suelen ser sorprendidos por unos extraños ruidos producidos por Sacha Runa. Si el viajero no se asusta por los ruidos, el Sacha Runa trata de asustarlo y confundirlo, creando por ejemplo, mandas de monos o jabalíes, con el fin de que se desoriente y pierda la ruta. Si el cazador puede sobrevivir a estos sucesos, el Sacha Runa hace caer una terrible tempestad, viento, rayos, lluvias, trueno, hasta que el viajero regrese a su casa, sin cazar ningún solo animal. El cazador llega a su casa enfermo, con fiebre y dolores en su cuerpo. Pasada su enfermedad, ya queda apto para ir a cazar a la selva y el Sacha Runa ya no le molesta.

3 comentarios:

  1. es una obra muy interesante de lo que habia en nuestro planeta tierra muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. es una obra muy interesante de lo que habia en nuestro planeta tierra muchas gracias

    ResponderEliminar